Artículos

Si tengo que recordar una manos me quedo con las tuyas, esas que trenzaban cuerdas, unían colores, deshacían nudos e impulsaban a las mías para que jamás me rindiera. A ellas les dedico estas palabras.